Restaurante La Salita y Bodegas Vizcarra

por paco
Valencia Restaurantes vino tinto Cocina creativa Precio sin vino 30-40 Ribera del Duero vino

El pasado día 17 volvimos a La Salita, para degustar una cena maridada con los vinos de la Bodega Vizcarra de la Ribera del Duero. Ya hemos estado en otras ocasiones  en este restaurante, en poco tiempo, al menos una, dos y tres veces. El local y las mesas están descritos con bastante profusión, aunque dudo que alguien no lo conozca directamente, pues es bastante frecuentado por aquellos que disfrutan de la gastronomía.

vizcarra

En esta ocasión el propio Juan Carlos Vizcarra, enólogo y viticultor, como a el le gusta presentarse, además de propietario, se encargó de hacer la exposición de sus vinos. El acto estaba auspiciado por Exclusives Monsonis, distribuidor para Valencia, entre otros, de los productos de esta bodega.

riesling

Con el aperitivo de yuca frita nos sirvieron un riesling 2005 alsaciano, Kientz gran cru. Vino de aromas exóticos, muy floral, mineral y frutas ácidas. En boca tiene una entrada dulce, luego se manifiesta seco y con una acidez suave.

chip-sardina

La primera de las entradas fue un clásico de la casa, chips de patata sobre crema purrusalda terminada con espuma de patata dulce. Los chips son un plato emblemático de La Salita, que se acompañan de distintas presentaciones en cada ocasión. En este caso iban con purrusalda y la espuma de patata dulce.

joven

Para este plato se sirvió el Vizcarra roble Senda del oro de 2008. Es un vino elaborado con tinto fino, de viñas de 15 años, con siete meses de barrica de roble francés. En aroma destacan los tostados y la fruta madura, en boca se aprecia una acidez intensa que lo hace percibir fresco.

steak-tartare

A continuación nos sirvieron un steack tartare de lomo alto de ternera sobre mahonesa de anguila ahumada, terminado con caviar de alcaparras y un cucurucho de pan de aceite. A mi personalmente me gustó bastante y la mahonesa de anguilas llamó mucho mi atención, sobre todo por su sabor ahumado.

2007

El siguiente vino que nos presentó Juan Carlos Vizcarra fue el 2007, un vino con 15 meses de barrica de roble americano y francés. También elaborado con la clásica tinto fino de la Ribera del Duero. Es de un color picota, con ribete amoratado, capa alta. En aromas se aprecian los tostados y la fruta negra. En la boca esta bien estructurado. Más “Ribera” que el anterior.

raviolis

Seguimos con unos raviolis de boletus, con bolas de parmesano salseados con crema de castañas y trufa. Excelente plato con sabores muy marcados y reconocibles. El que más quedó en mi memoria gustativa.

torralvo

El vino que nos presentó en este momento fue el Torralvo 2006, en formato magnum. Criado en barricas francesas durante 18 meses. Color picota con capa alta. Se aprecian aromas minerales, tostados, vainilla, lácteos y de fruta madura.

secreto

Después tomamos el secreto ibérico sobre coca de jengibre con crema de topinambur, apoyada en dos patatas bravas y terminado con aire de pimiento rojo, el plato va acompañado de un espárrago triguero, crujiente de careta y jamón y un fondo de salsa barbacoa. Un plato con sabor y potencia muy conseguido.

celia

El siguiente vino fue Celia 2006, elaborado con tinto fino y garnacha. Este vino no se embotella todos los años. Criado durante 16 meses en barricas de roble francés y americano. Es un vino de capa alta, color picota, con aromas predominantemente torrefactos (cacao y café molido), fruta madura y minerales. En la boca se aprecia denso.

corbina

El plato que vino a continuación fue corvina a la plancha sobre arroz meloso de alcachofas y calabaza acompañados de una salsa bearnesa. El pescado en su punto, el arroz no tan meloso como se anunciaba pero bien de sabor.

ines

El último de los vinos Inés 2006, elaborado con tinto fino y merlot. Criado en barricas de roble francés y americano al 50% durante 16 meses. Color picota y ribete rojo. Aromas balsámicos, café, cacao y tostados.

pichon

El final de los platos salados fue un trozo de pichón de bresse  sobre cous cous de maíz acompañado de berenjena confitada, salsa de frutos rojos y humo de rosas. Para mí fue el plato más flojo, el pichón no acabó de convencerme, no lo encontré al nivel del resto de platos, a este le faltó algo de cohesión entre los ingredientes.

postre

De postres couland de chocolate con corazón de banana terminado con helado de vainilla y teja de caramelo. Bombón de coco y dulce de leche con corazón de chocolate. Mousse de frutas de la pasión con mojito y bola de yogurt con fresa y lima con  teja de sésamo. Espectaculares postres, muy bien presentados y variados.

vino-dulce

Se acompañaron de un vino dulce Domaine l’Ancien, de Monbaillac, con un 90% de semillon blanc y un 10% de muscadelle. Perfecto para acompañar a los postres.

Una vez más un placer disfrutar de la cocina de La Salita. Gran presentación, una buena puesta en escena, donde se aprecia el cuidado que se pone en la estética de cada plato y su cromatismo.

El precio de esta cena era especial debido a que se aprovechó para la presentación de los vinos, costó 35 euros más iva.


vizcarra

yuca

chip-sardina

steak-tartare

raviolis

secreto

corbina

pichon

postre

riesling

joven

2007

torralvo

celia

ines

vino-dulce

tapon-1

tapon-2

Ficha de restaurante
Cocinero/a Begoña Rodrigo
Dirección Séneca 12, Amistat (Algirós), Valencia 46021
Teléfono +34963817516
Página web http://lasalitarestaurante.com
Soles Repsol

Dejar un comentario