Restaurante Corella, Alcalá de la Selva, Teruel

por paco
Restaurantes Turismo gastronómico Teruel Alcalá de la Selva

Cocina de Aragón al estilo casero, ese es el lema publicitario (eslogan) de éste restaurante. Parece que la frase está bastante ajustada a la realidad, la carta contiene un buen repertorio de platos típicos de la zona.

Está ubicado en la comarca turolense de Gúdar-Javalambre, en el sueste de la provincia, a 47 kilómetros de Teruel y a 140 kilómetros de la ciudad de Valencia, escasamente a una hora y poco más de camino. El acceso desde Valencia es rápido, ya que la mayor parte del recorrido es por autovía, hasta la salida de Mora de Rubielos.


p1010163-1280x768

p1010161-1280x768

p1010143-1280x768

p1010150-1280x768

p1010152-1280x768

p1010153-1280x768

p1010155-1280x768

p1010156-1280x768

p1010157-1280x768

p1010160-1280x768

p1010154-1280x768
La principal dificultad es la circulación por el casco antiguo y el aparcamiento, aunque hay zonas habilitadas para dejar los coches.

El restaurante está en la calle Hispano América, 24. Teléfono 978801034.

El comedor, situado en la planta alta del bar, al que se accede desde una puerta aneja, está decorado con mobiliario rústico, con abundancia de madera en la decoración. Buena iluminación natural. Las mesas son grandes, muchas de ellas con capacidad para ocho o diez comensales. Con buenos mantees, el resto de los elementos de la mesa pueden mejorarse, sobre todo las copas.

La carta de vinos está bien, es suficiente y predomina una buena selección de vinos aragoneses. Nosotros elegimos Tres Picos, 18 euros sin iva, de Bodegas Borsao de Borja, Zaragoza.

La carta de platos es una buena referencia de la gastronomía de la zona, con una buena presencia de platos con trufa, tuber melanosporum, y la presencia infalible de la paletilla de cordero recién hecha.

En ésta ocasión éramos ocho a la mesa, encargamos una migas de Aragón, correctas aunque con excesivo predominio del pan, unas delicias de Teruel, sencillamente jamón del mismo sitio, acompañado de pan tostado y tomate rallado, estaba bueno, no voy a descubrir ahora el jamón de Teruel. Cortado a máquina, eso si, no a mano.

Para finalizar las entradas tomamos unas ensaladas, que por si solas podían haber sido una comida completa para una persona. Estaban muy surtidas, desde hojas de cogollos de lechuga y de endibias, pasando por tomate, queso, atún, verduras cocidas en brunoise, hasta nueces y unas excelentes codornices en escabeche, perfectas de punto de elaboración. Precio 6,20 euros sin iva.

De platos principales dominó la carne, y dentro de ella el cordero al horno.

Desde las chuletas de cordero, el solomillo en medallones a las paletillas al horno, todas muy tiernas y bien guarnicionadas con patatas y pimientos. Los medallones llevaban incluso un trozo de queso de cabra a la plancha. Entre 10 y 14 euros cada plato sin iva.

Los postres sin ser originales fueron correctos, desde el típico flan, pasando por la cuajada con miel, el yogurt de oveja, las natillas, la crema de chocolate y las trufas.

Todo esto costó algo más de veinte euros por persona (22,50 con iva incluido). La relación calidad precio es muy buena.

En conclusión un buen sitio para pasar un día de asueto con la familia o los amigos y disfrutar de una gastronomía local típica, sencilla, honesta y a buen precio.

Ficha de restaurante
Dirección Hispanoamérica, 24, 44432 Alcalá de la Selva, Teruel
Teléfono +34978801034
Página web http://www.restcorella.es/restaurante.htm

Dejar un comentario