Restaurante Mesón el Pincelín, Almansa (Albacete)

por paco
Restaurantes Turismo gastronómico Almansa Albacete

Ciento veinte kilómetros para ir a cenar y ciento veinte para volver, eso hice ayer para cenar en el Mesón el Pincelín en Almansa. C/. Las Norias, 10. Teléfono : 967340007. 02640 - Almansa (Albacete) Pero estuvo bien. La carretera es buena y la localización sencilla. El edificio donde se encuentra el Mesón-Restaurante es de estilo castellano, con un aspecto de edificio antiguo y señorial. El interior tiene encanto, es un lugar acogedor, sobre todo si hace frío en la calle. Lo cual en esta época está prácticamente asegurado.
Aljibes 2004

mi cuit de foie

Ensalada de perdiz

Torta de gazpacho

Gazpacho de atún, gambas y almejas

comedor
Hay una barra en la entrada en la que se pueden tomar tapas y dispone de varios comedores mas en el interior. Las mesas son amplias en su mayoría, la nuestra para dos personas está bien, pero no para más comensales. Hay mesas redondas con más capacidad. Están bien vestidas y equipadas, la vajilla y cristalería es adecuada. La carta de vinos es bastante extensa, con un apartado de vinos de la zona y con una gran extensión de vinos de Rioja y Ribera del Duero. El resto de denominaciones están bastante representadas. Nosotros tomamos en primer lugar una copa de Casta Diva, para acompañar una entrada de mi cuit de foie. Después nos decantamos por un tinto con cuerpo para el resto de platos, Elegimos un Aljibes 2004, vino de la Tierra de Castilla-La Mancha. Elaborado con las variedades 65 % Cabernet Sauvignon, 30% Merlot y 5% Cabernet Franc, con nueve meses de crianza en barrica. Un vino potente, marcado por la cabernet sauvignon, mejor en el olfato que en la boca, pero correcto y buen compañero, sobre todo del último plato. La carta de platos es bastante amplia, con unas entradas muy apetitosas, primeros que te complican la elección y después pescados y carnes. A pesar de la fama de la calidad de los pescados de este restaurante, se dice que los traen diariamente de Santa Pola en Alicante, la oferta era muy corta, merluza, rape y algún pescado de roca que no se especifica en la carta. Las carnes si están muy bien representadas, así como los arroces, tanto de pescado como de carne y el imprescindible gazpacho, en sus modalidades de carne y pescado. Nosotros tomamos, además del foie del aperitivo, unas gambas alistadas (rayadas, decimos por aquí) que estaban bastante buenas. Con este plato bebimos agua, el vino era incompatible. Después una ensalada de perdiz escabechada, muy buena. De plato principal tomamos un exquisito gazpacho de atún, gambas y almejas. Aquí, aunque pueda parecer increíble el vino nos vino estupendamente, pues el gazpacho tenia cuerpo y consistencia suficiente para plantarle cara. Nos hubiese venido bien un blanco con crianza y buena madera, pero no encontramos uno que nos convenciese. Para finalizar nos repartimos un sorbete de limón y un café. El resultado satisfactorio. El precio, teniendo en cuenta la calidad de la materia prima, adecuado. Satisfacción, como conclusión de la visita a Almansa, Mesón de Pincelín.

Ficha de restaurante

Dejar un comentario