Restaurante Samsha. Valencia

por paco
Restaurantes Valencia Cocina creativa Precio sin vino 30-40 Montsant Ribera del Duero

Nueva visita a este restaurante, después de mucho tiempo, demora injustificada ya que la anterior visita fue muy gratificante, solo explicable por la cantidad de lugares que me quedan por conocer.

sala

Con una decoración muy atrevida pero nada agobiante, es curioso como esos colores cálidos no provocan excitación. Siempre he pensado, por lo que dicen, que los colores fríos eran más relajantes que los cálidos pero en este entorno la sensación es de una calidez estimulante pero moderada. Yo me encuentro a gusto en este ambiente.

mesa

Las mesas, como se puede apreciar, están muy bien distanciadas entre sí, bien equipadas y vestidas, con un servicio muy eficiente y profesional.

caracol

El detalle de los caracoles en cada mesa es muy gracioso.

Pedimos el menú degustación, pero un comensal puso algún reparo con uno de los platos y no tuvieron ningún inconveniente en cambiarlo. Es un menú bastante largo compuesto de unos aperitivos, dos primeros, dos segundos y dos postres, todo por 38 euros más iva.

vino

La carta de vinos como ya dije en otra ocasión, no es muy extensa, pero tiene interesante referencias de casi todas las denominaciones de origen. Nosotros elegimos en primer lugar un Martín Berdugo crianza del 2006 de la Ribera del Duero y después un Dido del Montsant, excelentes ambos, como siempre que los he probado.

aperitivo

La cena empezó con unos aperitivos con una presentación muy original, había unos chanquetes fritos acompañados de salsa de yogurt y tandori.

También había un bloody mari con esterificación de aceitunas, todo un guiño a la decoración de la sala. La puesta en escena de estos pequeños bocados muy lograda.

aperitivo2_2

El segundo aperitivo me pareció un ejercicio de sofisticación. Consistió en una crema de espinacas y nabo sobre unas bolitas de jamón y tapioca y otras de soja imitando huevas de pescado. Presentación impecable y plato muy conseguido.

cordon-foie

El primero de los platos era cordones de foie sobre una tiza de manzana acompañado de sorbete de tokay y manzana inyectada con su licor. El foie en estos casos ya sabemos lo que es y la tiza de manzana parecía una chuche infantil, pero el helado y la manzana inyectada impecables. Como es costumbre con cada plato te sirven un pan diferente,  en este caso nos sirvieron una rosquilleta con pipas de girasol.

navaja

El segundo primero, no es un juego de palabras, eran unas navajas con un compacto de manitas de cerdos y dos salsas, de mango y curry y tailandesa de lichis. Un compendio de sabores y texturas bien armonizado. Muy limpias las navajas y el compacto de manitas crujiente y sabroso.

esfeera-mozzarella

Otro de los primeros, que sustituía a uno de los  anteriores, fue una globo de mozzarella relleno de espuma de espárragos verdes y cuscús en dos texturas, caramelizado y salteado de espárragos.

bonito

El primero de los segundos, es decir el pescado, era un lomo de bonito con crema de raíz de apio, toques de hierbaluisa y camagrocs con infusión de cardamomo. El pan que acompañaba a este plato era un pan hindú de yogurt y lima. Un plato muy exótico.

costilla

El segundo de los segundos, es decir la carne, era una costilla de cerdo con un glaseado de barbacoa, ensalada de col con espuma de su aliño, falsas papas de avena y burbujas de cebolla caramelizada. Estupendo plato. El pan que lo acompañaba era de cebolla caramelizada y apio.

sorbete-frambuesa

El prepostre fue un sorbete de frambuesa, pimienta rosa y cava, sobre helado de higos chumbos, un cordón de frambuesa y pica-pica de grosella. Toda una fantasía.

granizado

El postre, se podía elegir de la carta, unos pedimos el granizado de romero con helado de chocolate del bosque e infusión de madroños. El helado de chocolate del bosque en realidad era de setas. Exquisito. Nos lo sirvieron con pan de rooibos y coco.

chocolate

El otro postre que se pidió fue el desierto de chocolate, que llevaba una esfera de ganache de chocolate, helado de horchata eléctrico, esponja de chocolate, arena de toffe con peta-zetas y gotas de caramelo de jengibre. El efecto era realmente de un paisaje desértico, pero no me preguntéis sobre los detalles, sobre todo por el helado eléctrico. Pero estaba bueno y no me negareis que es original.

petit-fours

Con los cafés nos sirvieron unos petit tours que llevaban trufas blancas de matusalen, madalenitas de maracuyá y piruleta de toffes con pistacho. No se puede negar la creatividad al personal de la cocina.

En conclusión un restaurante para dejarse llevar por la fantasía y la creatividad, en un ambiente especial y muy agradable. El servicio es muy correcto y atento.

Precio total 227,45 que entre cuatro son aproximadamente 57 euros por persona.

Ficha de restaurante
Dirección Periodista Ros Belda, 4,Mestalla (Pla del Real),Valencia,46021,España
Teléfono +34963891902

Dejar un comentario